Bebidas que suelen confundirse con cerveza y no lo son

La cerveza es uno de esos placeres que suele caer bien a la hora de tener mucha sed, y que puede servir como el acompañante perfecto durante esas parrilladas, fiestas en la playa o celebraciones con amigos.

No obstante la cerveza no es para todos ni para todas las circunstancias, mencionando especialmente esas en las que las personas deben estar concentradas en sus lugares de trabajo, como sucede con los médicos, pilotos de avión e incluso los cerrajeros.

Ahora bien, no todos se encuentran en la disposición de beber bebidas alcohólicas, pero por presión de los amigos éstos suelen complacerles con una cerveza, y posiblemente o no les guste o simplemente no les caiga bien.

Sin embargo hay muchísimas ocasiones para engañar a los obligadores de oficio y hacerles creer que nos estamos tomando una cerveza de verdad, por lo que mencionaremos algunas bebidas que parecen cerveza pero que no lo son.

Es una manera muy práctica para no emborracharte, y salirte con la tuya en frente de tus amigos. Eso sí, procura que no te descubran.

  1. Jugo de Melón

El melón es una de esas frutas que tiene la particularidad de que, cuando la metemos en la licuadora con un tantito de agua, su jugo tiene una apariencia similar a la cerveza debido a la espuma que tiene en su haber.

Cuanto más amarillento sea el melón, el jugo tendrá un aspecto más parecido a una cerveza convencional, por lo que te invitamos a depositarlo en una jarra cervecera y así pasarás desapercibido en tu fiesta o parrillada.

Así que, ten en tu haber una buena reserva de jugo de melón espumoso, e impresiona a tus amigos con tu mucha tolerancia a las bebidas alcohólicas. No saldrás ebrio y posiblemente riéndote de quienes sí lo estén.

  1. Red Bull

¿No sirvió el truco del jugo de melón, o no te gustó? He aquí te tenemos el elemento disuasorio perfecto para hacerles creer a tus amigos de farra que eres tolerante a la cerveza, y todo con una bebida energizante: Red Bull.

Contrario a lo que muchos creen, el Red Bull no contiene taurina, pero sí que tiene en su haber grandes cantidades de cafeína, responsable de que una persona beba una lata y permanezca despierto por mucho tiempo.

Puedes bromear con tus amigos de que eres capaz de tomarte unas jaggerbombs, y que tu capacidad de emborracharte con cerveza es nula con unos tragos de Red Bull. Dosifica tu bebida para evitar intoxicaciones innecesarias.

  1. Malta

Esta es quizás una bebida que se encuentra muy emparentada con la cerveza, ya que la materia prima con la que se prepara es la cebada, salvo por que se saltan uno o dos pasos en el proceso, obteniéndose la deliciosa malta.

En este caso, puede ser confundida con la cerveza de raíz o con la cerveza oscura, por lo que quizás pocos caigan en que realmente estás bebiendo cerveza.

Pero sí, consume malta en un entorno en el que sea común tomar cerveza oscura, de lo contrario tus “amigotes” pueden descubrir el secreto de tu envidiada sobriedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *